“Refrigeración de Granos y Semillas”… por Domingo Yanucci

¿Ud., Está Esperando el Frío? Para miles llegó en Diciembre

Nuestro continente está pasando por una transformación tecnológica que nos ubica definitivamente en el siglo XXI. Tecnología de muestreo, análisis, limpieza, secado, almacenaje, control de plagas, conservación, transporte (norias – cintas – etc.) , aspiraciones de polvo, acondicionamiento al despacho, etc. han permitido una evolución como nunca se vió.

Sabemos que muchos aún siguen padeciendo los faltantes, pérdidas que superan las mermas comerciales y que los almacenajes defectuosos, ya sea por falta de capacidad operativa o errores de muestreo causan numerosos problemas en todo el continente. Sin embargo los que van accediendo a la tecnología disponible expresan claramente cual es el camino a seguir.

En este caso queremos resaltar lo referente a la refrigeración de granos y semillas, tecnología que se conoce hace varias décadas, que incluso fue inicialmente desarrollada en paises fríos como Alemania e Italia y que la última década con la adecuación a las condiciones regionales de América Latina ha permitido dar un salto cualitativo significativo.

Sabemos que el frío es uno de los mejores compañeros de los responsables de almacenaje. En mercaderías perecederas (almacenaje de dias o semanas) la cadena de frío es obligatoria. Para granos y semillas aun parece para muchos como una especie de lujo. Una inversión lejana entre su lista de prioridades. Sin embargo la experiencia de miles de usuarios de refrigeración dice lo contrario.

No vamos a detallar en esta nota los beneficios directos que tiene refrigerar, considerando la problemática de insectos, hongos, respiración, pérdidas, niveles de humedad, TAS, acondicionamiento, disminución de gastos de energía eléctrica, plaguicidas y lo que resulta más significativo la calidad y los sobrantes.

Si su problema es el control de plagas, sin dudas siendo la temperatura el principal factor que afecta el potencial de deterioro de los insectos, la refrigeración le dará excelentes resultados. Cada vez más se valora el grano libre de insectos vivos, libre de insectos muertos, libre de agrotóxicos.

Si su problema son los hongos, con la refrigeración al bajar la temperatura el desarrollo de los mismos es mucho más lento, incrementando notablemente el TAS (Tiempo de Almacenaje Seguro). Recordemos que la variable tiempo que pocas veces se menciona es la definitiva en un almacenaje. Los hongos son los principales causantes de perdidas cuali-cuantitativas, y los productores de las cada vez más importantes micotoxinas.

Si su problema es la pérdida de materia seca en el almacenaje, por cada 5ºC que baja la temperatura, la pérdida baja a la mitad, es decir que si en el verano logramos 10ºC menos que lo habitual, la pérdida se reduce a ¼ de la actual (comienza a tener sobrantes).

Si su problema es la pérdida de peso por humedad, debido por ejemplo a que debe secar más abajo de lo recomendable comercialmente o que sobreseca por la aireación excesiva en momentos inadecuados, la refrigeración le da la solución.

Si tiene limitantes en el secado, porque recibe más grano humedo del que puede secar, porque las aireaciones de los silos pulmón no dan abasto, etc., enfriando el grano con la refrigeración puede desatorar todo el manejo.

Si no logra mantener los niveles de poder y energía germinativa debido a las condiciones climáticas de su región, la refrigeración es la respuesta adecuada para que su calidad se mantenga al tope. Lo primero que se afecta en un grano almecenado es lo referente a su germinación, evitando su pérdida por ende se evita todo lo que viene despues, ardidos, dañados, amohosados, acidés, etc. etc.

Si quiere evitar que el barco que carga sufra calentamientos espontaneos o que su cliente se queje de las condiciones de acondicionamiento de sus granos, la refrigeración le permitirá entregrar grano o semilla con altos niveles de conservabilidad.

Si quiere reducir sus gastos de energía eléctrica, la refrigeración le permite enfriar una vez y no tiene la necesidad de aireación prácticamente contínua a lo largo de los meses de almacenaje.

Si las pérdidas por excesiva limpieza (zaranda) le preocupan, al implementar la refrigeración podrá ser menos exigente en el nivel de limpieza para asegurar la conservación.

A nivel de acopiadores, cooperativas,  molinos, fábricas de balanceados y aceites, semilleros, exportadores, etc., hoy las máquinas de refrigeración permiten un salto cualitativo en el manejo, permitiendo llegar a la post-cosecha de precisión.

¿ Que diferencia podemos tener entre enfriar a nivel de invierno en el momento de la recepción o 6 meses despues ?.

Por ejemplo por cada 1000Tn de un valor de U$S 250/Tn, disminuimos la perdida en el orden de U$S 10000, por el fenomeno de respiración (compensado por la merma volatil). Evitamos que el ataque a campo de los insectos evolucione, disminuimos considerablemente los gastos en insecticidas, y muchos otros beneficios derivados de la inactivación de los hongos o de su desarrollo lento.

Ya comentamos en otra nota publicada en la Granos los mitos que surgieron sobre la refrigeración:

El mito del gasto elevado

Por ej. Una maquina de refrigeración de 1000Tn por día, consume 180 KWh, es decir 4,0 Kwh/Tn, tomando un valor de 0,15 U$S/kwh, tenemos un gasto de:………………………………………………………………………. 0,60 U$S/Tn

¿Qué es mas económico en una planta de silos ?

Manipuleo:…………………… 0,6    U$S/Tn

Plaguicida:…………………… 1       U$S/Tn

Secado:………………………. 4       U$S/Tn

Zaranda:……………………… 0,6    U$S/Tn

El mito de la inversion elevada

Una planta de almacenaje de 50.000Tn implica una inversion del orden de 6.000.000 U$S, para esta instalación una maquina grande de refrigeración estaria en 150.000 U$S, es decir el 2,5% de la inversion total.

El mito de que en regiones más fríaas no es necesaria

Aun en las regiones más frías es difícil en verano llevar al grano a menos de 20ºC. Con la refrigeración llevamos a 15ºC en la época más caliente, reduciendo la respiración a la mitad, impidiendo el desarollo de insectos, etc. Y algo más importante podemos enfriar sin secar (si este es el objetivo) porque incorporamos aire con la temperatura y la humedad deseada. La rapidez tambien es un factor a considerar, con una aireación convencional tardaríamos 10 – 15 dias y con la refrigeración 1.

El mito de que una maquina grande resuelve todo

Por ejemplo si tenemos una máquina grande (capacidad de 1000 Tn/dia de enfriamiento) podremos enfriar teóricamente más de 300000Tn en un año. Para una recepción de 60000 Tn/mes, la inversión se amortiza en un año. Lo cierto es que si la capacidad de recepción supera en mucho a la de refrigeración, se va generando un remanente diario que va a demorar para ir refrigerando. Por eso para cada máquina se establece un nivel óptimo, un límite recomendable y un límite máximo. Por ejemplo para una máquina de 1000Tn/día, lo ideal es no superar las 30000Tn de recepción por mes, el límite recomendado es de 50.000 Tn/mes y el máximo 60000 Tn/mes. De esta forma se amortiza como máximo en 2 años. Consideremos que normalmente tenemos la cosecha de verano, la de otoño y en algunas zonas la de invierno. Asi que la refrigeración en realidad la vamos a usar largamente.

Es recomendable no demorarse en invertir en tecnologia que da retorno. Adoptar y adaptar a sus instalaciones, manejos y productos la mejor tecnología de post-cosecha de la actualidad, transformandose en una empresa de punta.

Haga el seguimiento de esta tecnología, vea lo que ya lograron sus colegas, consulte a los técnicos especializados, vea de contactar una empresa difundida en el mercado y con excelente sistemas de post-venta.

El siglo XXI todavia lo esta esperando.

Ing. Domingo Yanucci

graosbr@gmail.com

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*