Automovilismo: “Lotería y Premiados”… por Víctor Michat


 

Hacen falta las carreras clasificando por sorteo? Los pilotos pasan a ser algo así como cartas de un mazo de naipes. Como de costumbre, se divide en 3 lotes de competidores. Se baraja y se mandan los de adelante en el ranking, atrás; los del medio permanecen y los últimos “rankeados”, adelante. Van cada Tercio al sorteo y cómo bolillas dentro de una gran tómbola (“tazón de transparencia”), cada uno de los participantes, va sacando una bola que dentro, posee un numero del 1 al 15 y así todos los tercios hasta completar los 44 habilitados; van armando una nueva Danza de la Fortuna. Los equipos seleccionados participan pasando sus autos, todos por la pasarela de un show televisivo montado, como un Mundial de fútbol con presentadores y dirigentes con exposición máxima, que conducen y figuran; los pilotos de a turno, van armando los grupos. Si hasta un poquito de vergüenza ajena causa!

Cambio de Clima con la Copa Porsche GT brasilera que se disputó en lugar de la Clasificación del TC

Así, con un poco de fama por el “show bussines”, el Turismo Carretera resolvió por segunda vez otra carrera especial, que en su historia con esta modalidad, busca espectáculos que no aburran sus eventos. Así por esta misma razón apareció el “Play Off” y poco a poco la categoría más popular, comienza a imitar a la NASCAR tan idolatrada, alejándose en todo lo posible, de los métodos en competencias reglamentadas por la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Esta opción de auto fiscalización adoptada por la ACTC, fue también la que le permitió cambiar el reglamento particular de la prueba, 3 veces en un mismo fin de semana, con los giros a completar (40, 38 y 35 vueltas definitivas) y la normativa de entrar por recargas “controladas” de 40 litros de combustible a partir de la vuelta 21 y no facilitar las estrategias de equipos al respecto.

 

Así cómo dudamos de los métodos si se nos permite por el sistema exhibido también, para decir la verdad, resulta gran carrera. La primera en este estilo, realizada en Olavarría y en ese circuito tan complicado de pasar, Matias Rossi largó último y finalizó primero. De película; sólo en ellas, el héroe protagonista alcanza la meta consagrándose en pericia conductiva extraordinaria.

El peloton en busca de la punta

Esta vez el TC eligió para el “Evento”, al mejor Autódromo del país, Termas de Río Hondo. Y el show superó al anterior. Al faltar las etapas clasificatorias se completó con la coparticipación de la Copa PorscheGT brasilera y el auténtico Fórmula Uno Benetton B195 con motor Renault V10, propiedad del excelso Museo Termas que el Autódromo alberga cómo atracción ineludible;  conducido por el ex súper licencia Norberto Fontana, que para deleite de todos, rememoró ese sonido tan característico que fascinara multitudes y tanto añora el presente.

El Fórmula Uno del Museo del Autódromo Termas de Rio Hondo, hizo las delicias de los espectadores, que reconocen el poderoso sonido del Renault V 10 que equipa y condujo soberbiamente Norberto Fontana.

Y el espectáculo deportivo no faltó a la cita. Los que largaron últimos arribaron adelante, salvo, los que en las refriegas del avance inicial, sucumbieron en el intento. Ya desde la largada misma, el extraordinario corredor Mariano Werner superó casi 10 autos, recordando que adelante los pilotos son de las mismas condiciones y por tanto complicados de pasar. Sin embargo el paranaense reciente padre de Salvador, desmiente el axioma del Comendatore Enzo Ferrari que decía que los padres perdían decimas por hijo.

Mariano Werner se consagra en Termas cómo un elegido entre los corredores más relevantes del país

Un destacado aparte, la labor de los equipos cada vez más sólidos y preparados para los trabajos bajo presión, con rapidez solucionaron cambios íntegros de tren delantero, frenos,  neumáticos y reabastecimiento de combustible. Sobresalientes los mecánicos y sus directores en las órdenes y el ensamble preciso de tareas y desempeño. Eficientes fueron para que un piloto como Diego de Carlo destaque sus condiciones o Agustín Canapino largando último, arribe octavo y así Ledesma terminando segundo cuando largó 29 y Fontana tercero, no menos meritorios.

El Fórmula Uno del Museo del Autódromo Termas de Rio Hondo, hizo las delicias de los espectadores, que reconocen el poderoso sonido del Renault V 10 que equipa y condujo soberbiamente Norberto Fontana.

Ganó el muchachito de la película. Condenado con severidad por su error en la Final del Campeonato pasado, no pudiendo participar penalizado en las 6 fechas iníciales de este torneo, que con gran demostración de sus calidades conductivas, ganó una carrera épica este año en Turismo Nacional,  bajo la lluvia de Posadas desde la última posición, arribó primero y también que estuvo a punto de coronarse, en los pasados 1000 kilómetros del Gálvez, que lo vio venirse desde atrás cómo tromba y una falla mecánica lo dejo sin el premio. Mariano Werner viene demostrando un temple especial en sobreponerse junto a todo su equipo, a las adversidades que se les presentan logrando esta merecidísima victoria, y consagrándose cómo un verdadero Campeón sin corona, pero a no duda, pronto conseguirá.

El Torino del Equipo Oficial Renault de Facundo Arduso es el nuevo lider del Campeonato de TC desplazando al otro Torino de Josito Di Palma por un punto

Y los premiados fuimos los espectadores, de este sin duda rebuscado método de lotería, que una vez puesto en pista, nos brinda un mundo de espectáculo soñado que no invalida al deporte que tanto valoramos.

 

Víctor Michat

Twitter @Autorural

 

 

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*