Automovilismo: “Barcelona es Nosotros”… por Víctor Michat

 

No fuimos pocos en Argentina los que sentimos conmoción y condenamos el atentado en la Rambla Barcelonesa. Los que tuvimos la posibilidad de transitarla y disfrutar de toda la variedad cultural de su recorrido, bares y restoranes, teatros, museos, preciosas arquitecturas y la cantidad de callejas que desembocan desde la antigua ciudadela gótica, innúmeras capillas y exuberantes basílicas o catedrales, algún baño romano en su antiquísima arqueología; cuando desde la Plaza Catalunya se desemboca en la inmensidad mediterránea, afirmada por el monumento a Colón y a la derecha el Montjuïc y su castillo fortaleza, con todo el puerto al frente, las calas y muelles y el arranque de la Costa Brava hacia la izquierda, Gerona, Figueras. Uno de los sitios más preciosos del planeta, con su rica geografía llena de minifundios intensivos, productores del gran sustento agroalimentario de la península.

Juan Manuel Fangio es Campeón del Mundo con Alfa Romeo en 1951, se consagra en el Primer Gran Premio de España Oficial que define el título de Fórmula Uno en Pedralbes, Barcelona
Afiche del Primer Gran Premio de F1 en Pedralbes, Barcelona que se adjudica Juan Manuel Fangio

En fin… su historia de guerras y dominaciones, con grandes padecimientos y el yugo de los poderosos de todas las épocas. Sus hombres, maestros de tradición y nobleza de hermandad e identidad catalana. Un país, una nación dentro del Reino Español: Dalí, Gaudí, Miró, Montserrát Caballé, José Carreras , Joan Manuel Serrat, Àlex Crivillé, Pedro de la Rosa, Marc Gené, Marc Marquez, los argentinos Fangio y hoy su rey Messi o el ignoto Gerardo Pisarello, escritor tucumano, hijo de padres desaparecidos por nuestra dictadura, que por un breve período, llegó a ser titular de la Intendencia Barcelonesa por licencia materna de su titular, la alcaldesa Ada Colau.

3 Grandes de la Época González Fangio y Marimon
Largada del Primer Gran Premio Oficial de España de Fórmula Uno por los puntos que definen el Título, en el callejero de Pedralbes, Barcelona

 

Su historia también se entrelaza con el histórico TC y su epopeya en Grandes Premios, cuyo máximo raid de casi 10 mil kilómetros descubriendo América del Sur, la Buenos Aires-Caracas, fuera ganada por un Barcelonés: Domingo “Toscanito” Marimón. Defensor a ultranza de Chevrolet. Narra la leyenda que a él se le debe el apodo tan popularizado cuando respondió: “El auto va bárbaro muchachos, trepa la montaña como ´Chivo´” y que ofrendará a la historia a su hijo dilecto: Onofre “Pinocho”; fallecido en el gran premio de Alemania (Nürburgring) de Fórmula Uno en 1954, ahijado del “Chueco”, que lo vio irse para siempre, despistado en la prácticas delante suyo.

Fangio Gana su Primer Mundial en Barcelona con la Quadrifoglio Alfetta 159

Así fue la Gran Carrera del TC: única, irrepetible, épica, apoteótica, de pasajes gloriosos y anécdotas imborrables. Por caminos ignotos que desafiaron a los pilotos más reconocidos del país: Oscar y Juan Gálvez, Juan Manuel Fangio, el propio Marimón, Eusebio Marcilla, Arturo Kruusse y muchos más. Todos escribieron la historia grande del Automovilismo Argentino.

 

La Buenos Aires Caracas épica carrera de TC donde vemos en un tramo pasar a Toscanito Marimón a la postre ganador seguido por el Caballero del Camino el juninense Eusebio Marcilla

Ya en Caracas, “Toscanito” festejaba lo que creía era un meritorio segundo puesto, mientras las autoridades de la prueba aún no podían confirmar la clasificación oficial final. Entrada la noche, el auto de Oscar Gálvez, cruzó la meta empujado por un Buick que lo remolcó los últimos kilómetros. Esta situación marcaría el resultado de la carrera. El “Aguilucho” sería desclasificado por incumplir el artículo 41 que prohibía a los competidores recibir ayuda externa para terminar las etapas.

El auto del Aguilucho Gálvez es empujado al llegar a Caracas lo que le diera el triunfo al nacido en Barcelona Domingo Marimon, córdobés por adopción
Juan Gálvez llora desconsolado al recibir la falsa noticia de la muerte de su hermano Oscar en La Gran Carrera de TC Buenos Aires Caracas

Así, la “Gran Carrera” tenía un ganador oficial confirmado por las autoridades del ACA:, un veterano nacido en Barcelona, Domingo Marimón, radicado en Cosquín, que había sabido ganarse su lugar en el deporte a fuerza de su pasión. De carácter bonachón, poco elegante en sus modales, pero humilde y honesto como pocos.

Marimon Onofre saluda a Froilan Gonzalez que acaba de adjudicarse el primer triunfo para Ferrari en Silverstone 1951

Otro hecho destacado marca la Primer Competencia Oficial puntuable en el circuito de callejero de Pedralbes, Barcelona; Gran Premio de España de Fórmula Uno en 1951, cuando se definía el título entre Fangio, Froilán González y Alberto Ascari y que, en una muy disputada Final se adjudicaría el “Chueco” con un Alfa Romeo 159; su Primer Título del Mundo.

El desconsuelo notorio de Fangio conteniendo a su compadre Domingo Toscanito ante la muerte de su hijo Onofre Pinocho Marimón en Alemania 1954

Demás está decir la importancia de Barcelona en el motociclismo mundial, donde mayor destaque han obtenido, con nombres como Pol Espargaró, Alex Crivillé, Marc Marquez y muchos otros destacados. Siempre atentos a todo el acontecer catalán por ser sin duda cuna de verdaderos devotos del deporte motor y grandísimos pilotos sobretodo en moto, donde grandes competencias se disputarían en Montjuïc y la larga tradición de Barcelona en Fórmula Uno, hoy con el circuito de MontMelo; donde en su entrada a padocks, puede observarse en forma preponderante la estatua del “Chueco” junto a su auto, tan admirado y el respeto de toda la afición catalana.

Foto ineludible donde la halles. En este caso el autor junto a la estatua del Quintuple en MontMeló Barcelona Catalunya

Deseamos asociarnos con esta remembranza, al dolor y repudio al atentado artero perpetrado a indefensos peatones, con al menos 2 víctimas argentinas, que pululaban por la bellísima rambla barcelonesa, seguros que el espíritu de su pueblo vencerá pronto esta adversidad, propia de la convulsión de valores que vive el ser humano, que enfrenta y victimiza a la raza toda.

 

Víctor Michat  Twitter: @Autorural

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*