Automovilismo: “Reflejo de la Historia”…por Víctor Michat


 

Comprender la situación de la Industria Automotriz nacional del siglo 21, conduce al anterior en una retrospección que, inicia con las primeras factorías de marcas internacionales ensambladoras de piezas en sus principios, tal el caso de Ford o Mercedes Benz, o casas importadoras directas de fábricas, que fueron pioneras colonizadoras del mercado automotor argentino.

Hacia mediados del siglo 20, con el ambicioso plan quinquenal de desarrollo peronista, surge IAME (Industrias Aeronáuticas Mecánicas del Estado) fabricando aviones, automóviles, tractores, motocicletas, lanchas y armamento. También entonces, una terminal norteamericana vio favorable esta coyuntura del país y con negociaciones dirigidas por el mismo Presidente Juan Perón, comienza el proceso de traer su maquinaria pesada desde los Estados Unidos. Se trata de Kaiser-Frazer Corp., que decide venir debido también, a las presiones que ejercían sobre ella, la supremacía de las 3 grandes de Detroit (Ford, Chevrolet, Chrysler). Así se inicia el proceso para convertir a Argentina en su polo de fabricación hacia el Mundo, aprovechando todo el potencial calificado de obreros y técnicos argentinos y las condiciones favorables para su radicación. Increíblemente mudan su Industria al país!

Pirin Gradassi conduce el Primer Torino al Éxito

Con la determinación efectivizada en 1954 Industrias Kaiser Argentina (IKA) se instala en Santa Isabel, Córdoba, comenzando a comercializar los Kaiser Carabela, Jeep, Estanciera, Bergantín. El cambio de rumbo institucional con el advenimiento al poder por la fuerza de militares con tendencias foráneas, no modifica la situación, ya que se había instalado toda una fábrica completa que producía a pleno, aunque sí las trabas y presiones sobre la automotriz comienzan a ser mayores, hasta finalizar siendo absorbida, apenas 8 años después, por la American Motors Company (AMC) que irrumpe con modelos Gladiator y la Línea Rambler (Classic, Cross Country y Ambassador) denominados así literalmente, fabricados aquí para el mundo.

Por 1965 la Régie Nationale des Usines Renault, suma su intención de instalarse en el país y se asocia a IKA y un año después con el concepto del diseño italiano Pininfarina, surge el icónico TORINO, convirtiéndose muy rápidamente en el orgullo de la ingeniería argentina, por la belleza de sus líneas y su potencia manifestada tempranamente con triunfos en Turismo Carretera (en Febrero 26 este año, se celebraron 50 años del primer triunfo de la marca con la conducción de Héctor “Pirin” Gradassi en San Pedro) junto a nombres gloriosos que honran su historia: Berta, Marincovich, Perkins, Copello, el mismísimo Fangio como Director de la Misión Argentina en Nürburgring, hasta Luis Ruben Di Palma, Campeón de TC en 1970 y 71, el último lauro de Torino.

El Nuevo Torino que asoma a la historia

Cuanto tiempo, cuanta sequía de éxitos, casi, casi, al borde de la desaparición de la marca con 1, 2 autos dentro de la nutrida nómina de Corredores del TC. Paso medio siglo prácticamente para volver a ver a los Torino encaramados en lo más alto de la Categoría, ganando arrolladoramente 3 carreras de 4 en disputa.

Aviso de IKA
Misión en Nüburgring capitaneada por Fangio

 

Otro Di Palma, el nieto mimado del primogénito del Clan; Luis José (Josito), logra por segunda vez en el año, imponerse nuevamente en otra final, con la contundencia de Neuquén: ganó Pole, Serie y Final de punta a punta en Concepción del Uruguay. Por primera vez en su trayectoria y a casi medio siglo de éxitos, al tope de la tabla del Campeonato de la mítica Categoría que cumple 80 años pronto, la más antigua división automovilística del Mundo.

Luis Ruben Di Palma el Gran Campeón de la Marca

 

Y así, desde entonces a hoy, con subes y bajas, nuestra Industria Automotriz permanece indemne a la globalización planetaria, que sólo pocas naciones poseen. Breve aliento en la vida del transporte, sólo permanece en la memoria de pocos los inicios de la épica, aunque sí debemos cuidarla, exigiendo innovaciones en sus líneas productivas, para seguir honrando ser, uno de los primeros países, en representar la movilidad del hombre y su divertimiento en el Mundo.

Víctor Michat

Seguinos en Twitter @Autorural        

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*