Automovilismo: “Callejeros por Naturaleza”… por Víctor Michat


Los carreras de automovilismo tienen apenas 130 años desde que comenzaron a ser registradas. Nacieron desde las mismas ciudades, convulsionadas con esos primeros “locomóviles” de ruidosas explosiones que provocaban estampidas de caballos y carruajes como también, de personas que huían asustadas a su paso. Las competencias automovilísticas tienen su historia y sin duda, tendrán un importantísimo colofón en el devenir cronológico deportivo, el avance inventivo tecnológico y el desarrollo de su industria.

Marcel_Renault en 1903 de Paris a Madrid

Si hasta son los Callejeros más naturales y propios que las mismísimas pistas. Desde la primera documentada en Abril de 1887, un sólo participante contra reloj! En Paris, desde Bois de Boulogne hasta Versailles y retornando, un total de casi 32 Kms, con un De Dion-Button conducido por su fabricante, Georges Button; tardó 1 hora 14 minutos a 15,470Kms/hr. Luego en 1894 sería la primera con marcas y se agregarían Peugeot, con sus primos hermanos Armand y Eugéne, Daimler, Serpollet, Vacheron, Button (todos fabricantes), tuvo la particularidad de dividir el Primer premio de 5000 Fr$ entre los Peugeot y Panhard et Levossor, saliendo desde Paris rumbo a Ruan, un total de 123 kms/hr.

Monaco GP 1933 El Callejero más famoso del Mundo

 

Desde principios del siglo XX se eligieron trazados carreteros y urbanos para salidas y llegadas; unían puntos que hasta entonces eran solo transitados por carruajes. Como la frustrada Paris-Madrid, donde Marcel Renault transita a la increíble velocidad de 100km/hora, pero se inmola antes de concluir la primera etapa. Trágica, con más de 300 inscriptos y 10 muertos entre pilotos, acompañantes y público; hablan las crónicas que enterado su hermano Louis, retira a los 14 Renault de competencia y se decide suspender en Burdeos definitivamente el raid! Los autos de entonces frenaban mal y la dirección no era del todo confiable, siempre la aceleración primó sobre el resto del conjunto mecánico; la seguridad no era nada pensada u organizada. “¿Frenos? Solo sobre las ruedas traseras ¿para qué más?” Ettore Bugatti decía que hacía autos para correr, no para frenar! Así la gente se pronunciaba curiosa y afecta ante los veloces vehículos, rodeando a los bólidos disparados, como también detenidos; para estar siempre cerca de esos prohombres, rayanos con héroes tripulando máquinas tan atractivas, sonoras y tentadoras, para el traslado de los aquellos primeros curiosos, auspiciosos y también, escépticos y detractores.

Peugeot el apellido Marca bicentenaria
Domingo Bucci el Eximio Corredor de los años 30 Récord de efectividad con el Hudson V16

Sólo pensar en la Primer Carrera de Rafaela de 1919 que partió desde sus calles o las 500 millas de 1926, aún antes del famoso Callejero que creara Anthony Nogues en Mónaco y que se corre desde 1929. Para entender un Callejero, debemos entender su inspiración. Los automóviles cerca de la gente y en el ámbito donde se desarrollan. Y Santa Fe tiene su tradición insoslayable incluso por sobre Buenos Aires en determinados aspectos. Esperanza tuvo su circuito y también su constructor de autos piamontés. El hombre récord, probablemente del automovilismo internacional, Domingo Bucci, oriundo de Zenón Pereyra, compitió 64 Carreras y ganó en 58!; lideraba las Primeras 500 millas rafaelinas que transcurrían atravesando la ciudad, cuando tuvo que suspenderse por un fuerte temporal con más de 200 millas recorridas y al retomarse, luego de muchas desprolijidades y desavenencias casi 3 meses después, ganara Raúl Riganti. Las competencias internacionales del mismísimo Parque de la Independencia de Rosario que datan de 1936; nombres como Wimille, Varzi, Villoresi, Farina, Ascari, Fangio, Galvez, Froilan, o de aquel primer triunfo Ferrari fuera de Europa, en Santa Fe.

Fangio Gana su Primer Mundial en en el Callejero de Barcelona con la Quadrifoglio Alfetta 159
en Rosario el Callejero del Parque independencia Wimille y Fangio

Difícilmente el circuito de las calles de Buenos Aires pueda ser superado por otro emprendimiento automovilístico en el mundo; que alguna otra ciudad tan importante como la porteña, permitiera que por su centro neural, recorriesen autos a velocidades superiores a los 200 km/hora en una verdadera pista de carreras y que movilizara, un récord registrado de público para eventos deportivos, superior a 500.000 asistentes durante los días de carrera.

El Parque Independencia de Rosario vió desfilar a los mejores autos y los corredores que formarían la Fórmula Uno
Rafaela fue la primera ciudad en convertirse clásico callejero del automovilismo

Si lo de Buenos Aires fue único, también lo es para el automovilismo todo, lo que sucede periódicamente convertido en un Clásico anual: El Gran Premio Super TC2000 de Santa Fe; pone a la ciudad y la provincia, incluso al país, en el calendario internacional de los más tradicionales Callejeros de la región. No son muchos en el mundo, puestos ahora nuevamente en boga debido a la aparición rutilante de la Fórmula E, que cómo premisa coloca a sus competencias en los corazones de la metrópolis más importantes del orbe.

Además del sonido único del SuperTC2000 la carrera nocturna del Callejero Santafecino permite apreciar los discos de frenos al rojo
Agustin Canapino actual Campeón del SuperTC2000 se convirtió en uno de los máximos referentes al ganar las 3 últimas Carreras del Callejero santafecino

El camino trazado durante en todas sus 11° ediciones con 18 carreras, es relevante y lo más personalizado del TC2000 en principio y el Súper a posteriori, conjuntamente a los 200 kms con invitados internacionales y, hayan convertido al Gran Premio de Santa Fe, como la cita en Latinoamérica, que provoca multitudinaria atracción en hechos deportivos automovilísticos, año tras año, atraída por lo faraónico de su obra, lo mediático del acontecimiento, pero principalmente por esa originaria motivación y curiosidad que despertará en el hombre, la aparición de los autos y sus competencias citadinas.

callejero preparativos

 

Víctor Michat 

Twitter: @Autorural

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*