Entrevista exclusiva de Sembrando Noticias: Ing. Agr. Mario Bragachini (INTA)


LA MAQUINARIA AGRICOLA HOY EN ARGENTINA

Entrevista Exclusiva de Luis Bonetto al Ing. Agr. M.Sc. Mario Bragachini (INTA)

 

Como ve Ing. Bragachini el panorama de la maquinaria agrícola en argentina de cara a los próximos años. 

El mercado ha crecido en los últimos años. Desde  la catástrofe del 2001 con una facturación de 450  M  de dólares, a los 1.450 M de dólares del 2015, los 1.800 M de dólares del 2016 y algo más de 2.200 M de dólares del 2017  un progreso continuo. Hay indicios que el 2018 puede ser un mercado de facturación dolarizada parecido al 2017 o algo menor por los factores problemas climáticos locales y por el acceso al crédito.

 

Como se refleja eso en el sector.

Se refleja en reactivación comercial más trabajo e inversiones en procesos constructivos,  también, es válido reconocer y  decir que hubo buena asistencia del estado en ese proceso como por ejemplo: la mantención del decreto de competitividad del 14% para máquinas argentinas que el gobierno sostuvo en  2016 y 2017, ( y que es conveniente a criterio de muchos que continúe vigente), el crédito con tasa subsidiada del BNA para máquinas nacionales (algo muy bueno para el productor y para la industria del sector) y otras  buenas reformas impositivas en carpeta; también es para destacar el apoyo público/privado para abrir puertas a la exportación de máquinas  con el  valor agregado del Know How del INTA en siembra directa, Silo Bolsa, Agricultura de Precisión, Eficiencia de Cosecha de grano y forraje.. Este trabajo coordinado por Minagro/Inta/Cancilleria, Cafma, Cideter, Ministerios Provinciales  entre otros permitió abrir puertas en muchos países, muy buenas relaciones técnicas comerciales. En  relación a esto se facilitaron trámites de exportación y se redujeron  aranceles y está en proceso de habilitación algo que en el sector se viene pregonando de muchos años los créditos de prefinanciación de exportaciones para el sector… una herramienta de competitividad muy apreciada.

 

Hasta acá todo muy bien Ing. Pero no ve Ud. algunas luces amarillas en este escenario ?

Hasta aquí todas buenas noticias porque hay pleno empleo en el sector, pero si como lo indica la´pregunta hay  semáforo amarillo y para  evitar que pasen a rojo,  hay que analizar propuestas  para prevenir y solicitar intervención positiva del estado defendiendo la industria y trabajo argentino.

La realidad del 2017 fue una balanza comercial del sector de 950 M de dólares negativa, lo que indica  que se importó más de 1.050 M de dólares de máquinas terminadas y componentes para ensamblar  y  se exportan 100 M de dólares. El crecimiento de la importación y el decaimiento de las exportaciones hablan de una falta de competitividad nacional y que el costo argentino es elevado  y que el dólar … TAL CUAL ESTUVO… no fue competitivo para nuestra industria en el 2017 , cosa que parece tender a recomponerse. El sector merece una ley de promoción de la industria metalmecánica nacional que incluya a las terminales de maquinaria agrícola de baja y alta complejidad, a las Pymes agropartistas  (sector  indispensable de sostén de competitividad) y por supuesto a las industrias metalmecánicas de procesos agroalimentarios y de bioenergía y energía renovable entre otras. Es muy difícil ser un país sustentable sobre la base de la transformación de la materia prima alimenticia, importando todos los procesos y maquinas, la marca argentina debe crear e incorporar mucho trabajo y tecnología argentina en procesos,  eso produce diferenciación, porque un alimento de góndola no diferenciado es también un commodities y argentina hoy esta estancada por exportar competitivamente solo commodities.

 

Qué cosas hay que corregir a su juicio?

Entre otras COSAS PARA corregir hay que pensar en la  intervención del estado como ya se dijo una ley para el sector agro metalmecánico y agroalimenticio  reorientando  políticas que favorezcan la industria nacional frente a los oferentes globales, líderes muy competitivos y que tiene muy apuntado el mercado Argentino pero con terminales en su gran mayoría radicadas en Brasil, EEUU y Europa central.

Estas medidas son ampliamente demandas por los industriales del Sector que emplea en forma directa e indirecta algo más de 80.000 puestos de trabajo, incluidos los mecánicos de los concesionarios de fábricas nacionales y los proveedores de agropartes distribuidos en algo más de 260 Pymes, o sea un sector de 600 Pymes terminales y 260 agropartistas de alta y baja complejidad casi todas radicadas en el interior productivo que hace de sostén del desarrollo territorial ……     Quiero en este sentido enfatizar que hace muchos años que el sector de la industria nacional  no está plenamente ocupado como lo estuvo  el año 2017.    Por supuesto que hay empresas  puntuales que esta con despidos por motivos particulares y donde  el Estado está aportando ayuda financiera estratégica para su recuperación..

 

Frente a este panorama cómo ve el futuro del sector metalmecánico argentino, considerando que somos un país donde el sector agropecuario productor de biomasas alimenticias es el más competitivo

Es evidente que la maquinaria agrícola a nivel global está en un fuerte cambio a raíz que cada día son más accesibles tecnologías de digitalización, informatización, conectividad y sobre todo el fuerte avance de los sensores que ordenan en tiempo real el funcionamiento de las máquinas y sus prestaciones casi autónomas.

Las máquinas del futuro inmediato van a ser más precisas y auto reguladas el paso preio a la robotización.

En cuanto a lo constructivo y de funcionamiento inteligente los actuadores eléctricos constituyen un antes y un después, un buen software, sensores estratégicos y cableado inteligente Cam Bus y actuadores eléctricos de mucha precisión, casi todas tecnología heredadas de la industria del automóvil y camión. La conectividad entre marcas y modelo lo soluciona el ISOBUS.

El manejo por ambiente de cultivos e insumos en cultivos masivos tradicionales y de escala, la aparición de la visión artificial y los sensores de humedad de suelo y materia orgánica constituyen un tremendo avance en el manejo de micro variabilidad.

Una maleza captada por un sensor muy preciso en menos de un m2 con las maquinas modernas se define el herbicida especifico y la dosis o bien ahora  cambiar la densidad de maíz por ejemplo de dos m2 de suelo al recibir en tiempo real el dato de humedad de suelo y porcentaje de materia organica del m2 que sembrara instatanemente  , 5 años atrás  no estaba ni pensado que se podía hacer en la agricultura masiva y en el 2018/19 será realidad comercialmente .

Otra realidad, en cultivos masivos “los Robots” avanzarán pero en donde más lo harán será en cultivos intensivos donde ya es una realidad y eso provoca cambios de paradigmas

Los Drones aplicadores o los Drones exploradores y relevadores de micro variabilidad  en cultivos intensivos también serán realidad o ya lo son que permitirán tratamientos muy puntuales en cultivos intensivos de alto valor…

 

 

Que se puede decir respecto de los cambios que se ven en las demandas del sector agropecuario y agroalimentario nacional frente a los cambios globales que se presentan ¿?           

El avance de los cultivos con menos químicos y los alimentos con procesos sin químicos serán cada día un nicho más importante en los mercados de alta gama. El cuidado del ambiente y los recursos naturales serán exigidos por los mercados y eso requiere trazabilidad y certificaciones.

La bioenergía y las energías renovables  serán herramientas muy estratégicas y parte de eso lo engloba la Bioeconomía. En este sentido Argentina está dando buenos y firmes pasos, la ley de energía renovables distribuida es muy buena base de trabajo.

Los cultivos OGM tendrán una meseta de crecimiento a nivel global pero su futuro seguirá siendo  bueno sobre todo para producir  biomasas alimenticias de consumo animal…. Cultivos  Forrajeros y también maíz y sorgo Forrajeros,  cultivos industriales de consumo humano no directo.. También en forestales industriales la biotecnología será estratégica, este tema es mas político que científico , pero el  mundo necesita bajar los costos de los alimentos y los OGM son y serán una herramienta estratégica. El precio seguirá gobernando la demanda de BIOMASA EN LOS PRÓXIMOS AÑOS. Por supuesto no mirar para otro lado de los avances en proteína animal sintética y los alimentos nutraceuticos.

 

ARGENTINA necesita cambiar su sistema productivo y para eso debe  definir si  seguirá como hasta ahora siendo un proveedor eficiente de materia prima  (generanda cada dia con menos trabajo local) generando una renta insuficiente para sustentar un país estancado industrialmente o bien planificar estratégicamente para ser un país importante como productor y proveedor de alimentos de consumo directo o de góndola de alto valor y trabajo argentino. Exportar un 50 % en barcazas y el resto en conteiner con alto valor por tonelada.  Por supuesto que argentina debe aspirar al aumento productivo   de materia prima con buenas prácticas agrícolas y pecuarias, pero paralelamente poner todo los esfuerzos en el crecimiento como  industrializador y exportador de alimentos de alto valor y trabajo argentino, más toneladas y más valor agregado con trabajo argentino.

Si bien se están estudiando y esperando medidas concretas, hay buenos discursos que alientan políticas activas que se requieren se hagan realidad.

El optimismo, la innovación, el emprendedurismo, el asociativismo, las promociones impositivas y crediticias para fomentar las inversiones públicas y privadas teniendo como base de todo las inversiones y planteo estratégico de la CyT  y la educación, el estado presente estratégicamente, el blanqueo impositivo  junto al ordenamiento territorial sustentable sumado a  los acuerdos país/país para intercambiar productos alimenticios y generar los acuerdos tecnológicos que sean necesarios para ser un país integrado al comercio mundial de alimentos.

Para  vender comodities no hace falta otra cosa más que el producto y una red tipo bolsa de comercio ,  pero esta comprobado por la realidad que eso solo no alcanza para el nivel de vida que nos merecemos los 43 M  de argentinos, ser un jugador importante como lo somos en el comercio de comodities  alimenticios, se logra con 4 millones de personas, pero para vender agregado de valor alimenticio y llegar a las góndolas hacen falta  muchos cambios y evoluciones estructurales y también acuerdo de comercio global y empresarios estratégicos en trabajo conjunto Publico/Privado.

ARGENTINA SUPERMERCADO DEL MUNDO ES LA META PERO EL TECHO ESTA TODAVÍA MUY ALTO, ESO NO ES UN PROBLEMA SINO UNA  ESTRATÉGICA OPORTUNIDAD PARA LOS ARGENTINOS Y NO DE UN SOLO GOBIERNO, ES  DE MEDIANO PLAZO: NOS MERECEMOS QUE EMPECEMOS DE UNA VEZ Y EL CAMINO DEBERÍA SER LA FORMACIÓN DE RRHH para un país sustentable. Esto es nada más ni nada menos que GENERAR la educación que se necesita para los próximos 10 años. La demanda laboral  de mediano plazo, tiene muy poco que ver con lo que se pensó, y muy bien, hace 30 años. Hoy es insuficiente y desactualizado frente a un mundo distinto para el que  hay que formar Capacidades RRHH para los empleos que se demandarán en los próximos años y no para los puestos de trabajo que pronto desaparecerán y serán reemplazados por máquinas y procesos inteligentes.

Programar, diseñar y manejar esas tecnologías de la mano de los nativos o habilitados digitales. Nuevas generaciones de argentinos que vivirán un mundo donde los conocimientos se renuevan en menos de 2 años y donde el invento premiado en un concurso de innovación queda viejo en 3 años.

El mundo está frente a un cambio de paradigma donde el gran problema es como generar nuevos puestos de trabajo competitivos frente al avance de las tecnologías que reemplazan cada día más al ser humano y su capacidad de generar valor…     

 

Estamos o no en senda de los cambios necesarios.. ?????

ESTOS SON SOLO DISPARADORES DE RAZONAMIENTO, la solución es compleja y solo pretendo aportar ideas que le permitan a nuestro país  quedar dentro del sistema en un mercado laboral global  cada día más exigente en capacidades y que en los países subdesarrollados se hace difícil seguir el ritmo por varias razones muy largas de razonar, pero lo que hay que tener en claro es que el tiempo del desarrollo corre mucho más rápido que décadas pasadas y que las riquezas naturales serán cada día menos estratégicas sino se cuenta con tecnología de producción e industrialización competitiva y eso tiene que ver directamente con los procesos educativos y formativos públicos y privados.  Argentina y todos los Argentinos todos necesitamos ser  educados y formados competitivamente recuperando  los valores sociales, si no somos capaces de hacerlo estaremos condenados a la marginalidad como país y al subdesarrollo permanente, sinónimo de pobreza y menos nivel de vida para todos…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*