“En nombre del padre”… por Víctor Michat


Gran ejemplo entregó el nuevo campeón de Turismo Carretera Canapino.  Sin entrar en apologías místicas al traer el origen de su nombre: San Agustín simboliza la insaciable curiosidad y constante búsqueda de la verdad. Hace honor sin duda a su nombre. Pero al mencionar el apellido con el título obtenido, es porque también, regresa al máximo galardón del Automovilismo Argentino, el verdadero revolucionario técnico que conozca la categoría al presente.

La universidad Canapino es la que más egresados ha entregado a la ingeniería del desarrollo estructural del deporte. Le aportó contenido y características propias al TC y sus conceptos e ideas inundaron el total de las categorías con sus conceptos y discípulos que hoy dirigen técnicamente las estructuras más importantes del automovilismo nacional.

Alberto y Agustin Canapino conforman una dupla familiar de las más exitosas del automovilismo argentino

No es exagerado ni presuntuoso exponerlo así, ya que la actual fábrica de chasis homologados y admitidos por la ACTC (Asociación Corredores Turismo Carretera) arrancó desde este ingeniero como mentor de sus sucesivas innovaciones e ideas y con estrategia, plasmó sus planos y los multiplicó con perfeccionamiento de otros profesionales, que aportaron conocimientos, pero a su vez se nutrieron del plan maestro que Alberto, regó a través de su trayectoria y su trabajo.

El Gran Sprint de Canapino arranca con la obtención del ansiado título de SuperTC2000 que lo convierte hoy poseedor de La Triple Corona y tratará de refrendar este fin de semana

Baste recordar la cáscara y la estructura que le permitía trabajar con el auto del “flaco” Traverso; levantaba su carrocería, para poder trabajar sobre la geometría y los anclajes en su cuna, con máxima disposición y comodidad. Era un auto imbatible y cuando pudo copiarse, se prohibió. Nunca más pudo separarse la carrocería de la estructura tubular, soldada y sellada. El mojón fue ese, probablemente el último gran desarrollo permitido en el automovilismo actual, predecible, sin inventiva, hecho de detalles.

7 veces campeón en Top Race 42 Poles 41 victorias son algunos de los números estadísticos que asombran y lo encumbran

A propósito de predecir, las finales del TC podrían ser motivo de apuestas (idea para el marketing), donde por lo general, ganarían los candidatos que más paguen. Aquellos que recuerdan la entrada precipitada del “playoff”, cuando claramente se insinuaba dominador Juan Manuel Silva; ya se había repetido un año antes, cuando ganaba Ledesma tres fechas antes del cierre de la temporada; justamente con chasis de Alberto Canapino y motorización de Jorge Pedersoli. En 2008 el “Pato” iba camino al bicampeonato cuando irrumpió el cambio reglamentario,  coronando por quinta vez a Guille Ortelli.

El auto producto del gran desarrollista Alberto fue la herramienta para que su hijo Agustín se consagre en TC

El nacimiento de la Copa de Oro había tenido lugar y el “Mago” Moriatis estrenaría su obtención en plenitud, por la recordada mancha de aceite que frustró al Torino de “Pecho”; el niño Canapino con 20 años, convirtiéndose cómo el más joven Campeón del TC en 2010, nuevamente Ortelli, tras los pasos de la historia con su sexto título, igualándolo a Traverso; Mauro Giallombardo Rey en 2012, heroico al resignar su primer victoria en Paraná 2 años antes, para que su compañero de equipo “Bebu” Girolami ingresara a pelear la Copa, por lo que fue injustamente suspendido, perdiendo así toda chance; Diego Aventín con 16 victorias, entre los más ganadores de TC en 2013; Matías Rossi venía postergando también su logro por situaciones arbitrarias, se consagra en 2014; el “Gurí” Martínez con la final menos peleada y más contundente, vería empañado esta obtención, al conocerse condiciones anti reglamentarias en sus impulsores en 2016; año del merecido séptuple título del “Rey de Salto” que nunca aflojó, lo consigue por escasa diferencia superando al “Misil” envuelto en la penosa acción de carrera donde Werner, el otro candidato, un cuarto de vuelta antes, lo deja fuera de pista, final impensado y dramático.

Encerrar el análisis de un Título a la última fecha, es inapropiado para un legítimo Campeón como Agustín Canapino. Su sapiencia y experiencia en pista, es hoy extraordinaria para un pibe de 27 años solamente.

El “sprint” hacia el segundo título del “Titán”, arranca el año pasado con la consagración del deseado y esquivo Campeonato del Súper TC2000, que obtiene con su marca predilecta y alimenta sus condiciones por primera vez, con un auto de tracción delantera con gran potencia y velocidad final, que condujo en forma excelsa, realizando maniobras muy recordadas ante rivales de indudable jerarquía. Su objetivo: la Triple Corona.

Los 2 Grandes Rivales 2 Grandes Corredores vienen siendo protagonistas y ejemplos Canapino Campeón Ardusso Categórico

Así mismo, los 7 títulos de Top Race con 42 Poles y 41 triunfos, hablan claramente de un eximio dominador en vehículos de tracción trasera con 430 caballos aproximados de potencia y con un aerodinámico perfil carrozado con modelos de alta gama, encierran principios en chasis que su papá Alberto desarrollo. Este “know how” (saber cómo) le brinda una sutileza y fineza para ejecutar maniobras de alto calidad conductivo.

Toda esta gran cantidad de exámenes rendidos año tras año por Agustín, permitieron que cuando se sube a la rusticidad y vieja concepción dinámica que brinda un Turismo Carretera de tracción trasera, encuentre más fácilmente el dominio sobresaliente, posibilitándole encontrar huecos para sobrepasos en lugares no habituales en cualquier circuito, máxime en uno que conoce tanto como el de La Plata, que todos conocen, pero el mejor aprovecha; sino veamos la anteúltima carrera Top Race del Mouras, teniendo en cuenta el método de parada en boxes para recarga de combustible: Qué hizo Agustín? Sin permitir que el puntero y rival al título se aleje, parcializó y experimentó el circuito, siendo uno de los más rápidos de todo el parque el fin de semana en entrenamientos, largó 11° y fue el que más autos pasó en pista, terminando 3° a menos de un segundo de Altuna.

Foto Epígrafe publicada mitad temporada Rivales Intimos Bajo el mismo paraguas. Ardusso Lider de los 2 Torneos en TC y SúperTC2000 tiene en Spataro a su competidor más serio. En Renault con Fluence y Torino

No fue casual lo del TC sin duda, el viernes lo pone segundo en el entrenamiento y en  clasificación, exigiendo al máximo su auto hace trompo y en la vuelta posterior, le sacan el tiempo por transitar zona prohibida. El sábado en la segunda clasificación, lo metió 17° (pero fue el mejor del día con otra condición de pista y reservando neumáticos para serie y final). Tuvo un autazo (sic). Porque si algo saben los Canapino, es la puesta a punto del elemento mecánico.

El último Torino Campeon conducido por Luis Di Palma en 1971 En 2009 por una mancha de aceite con Pechito y en 2017 la marca más ganadora no obtine el Título

Mientras todo estaba circunscripto al propio potencial del equipo y su autos, el “Torino Team” (Oficial Reanult) faltó a la cita. Facundo Ardusso obtuvo lo mejor que pudo del auto que le entregaron y Spataro fue peor aún. De calidad innegable el “Flaco” de Las Parejas, exigió al máximo el elemento, pero al cabo del viernes ya reconocía la superioridad del auto de Arrecifes. No se revirtió ni el sábado, ni el domingo de Series y Final. Hoy al ver la resolución del Campeonato por 0,25 punto, recordar los 6 delegados en Rafaela es inevitable.

Canapino ya había ganado la posición a Ruggiero y con plena potencia conseguía ese Cuarto puesto que le permitiría ganar la Copa de Oro sólo por cuarto de punto

No se trata, de “patear al caído” pero cuando un equipo trabaja, lo hace en función de un objetivo, que es primordial por sobre los individuos. Y Renault ya tuvo su experiencia en una nueva frustración cómo en Súper TC 2000 el año pasado el título de pilotos. Este próximo fin de semana, el hidalgo Ardusso, volverá a pelear para la marca el Campeonato que se le niega por más de 2 décadas.

Con gran hidalguía Ardusso espera Canapino finalice su festejo para felicitarlo por su obtención Actitud Ejemplar

Agustín largó en la Segunda Serie detrás de Facundo, no lo pasó por lo acotado de las vueltas y cuidar el auto para la gran final. Terminó detrás de él superando a dos competidores. La grilla de la Final, posicionó 10 al Torino y 12 al Chevrolet. A pesar del esfuerzo y resistencia al “sorpasso”(sic), el “Flaco” debió ceder el embate del arrecifeño, con notable diferencia mecánica, y de allí fue por todo. Terminó superando 8 rivales incluyendo a su máximo oponente y al otro Torino más ganador de la temporada con 3 Victorias de Josito Di Palma, con chances más lejanas.

Con los brazos en alto apuntando al cielo consagra Canapino ofrendando al público que lo eleva cada vez más ídolo

Sin apelación, la máquina fue el complemento ideal para Agustín y la superación del cuarto Alan Ruggiero lo catapultó a la Copa de Oro por segunda vez. Ganó en la Primera carrera de la temporada y ahora también en el cierre, otro excelente piloto cómo Julian Santero, también con Torino; que termino siendo la marca más ganadora con 8 Finales de 15 fechas y por esas cosas de las carreras, inexplicablemente sin Campeonato

Canapino superó a todos prácticamente, en velocidad y contundencia durante toda la temporada y en esta inolvidable definición. Grandioso, excelso bi campeón, junto al historial de Alberto, difícilmente pueda alguien discutir sus capacidades. Desde su pasión, profesión, sabiduría, escuela en la tecnología virtual de manejo, pero fundamentalmente dedicación y trabajo, es que Agustín heredó la gloria, en nombre del padre!

 

Víctor Michat   —   twitter: @Autorural

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*