Salón del automóvil: “Estrenando tendencias”…por Víctor Michat

 

Los precursores del automóvil fueron franceses. Se disputan luego del descubrimiento del impulsor a vapor (cheval vapeur-CV), alemanes, reyes del norte itálico poderosos para pagar inventos y desarrollos e ingleses y sus colonos de América terminan consolidando la industria de la movilidad.

 

El Primer Salón que el hombre realiza para mostrar sus productos se realiza en Paris en el año 1889 en el Palacio de la Maquinaria construido especialmente para la Exposición Internacional donde se inaugurara la Fantástica Torre Eiffel. Así en el Campo de Marte, exhibiendo más de 200 productos de 2 3 4 y más ruedas, se encontraban mono vehículos y vagones de transporte. Colegir en la importante transformación del mundo moderno a partir de la agilización del instrumento de la movilidad es indiscutible, cómo además vano, ya que no existen argumentos ni hechos que lo rebatan. Hete aquí Paris, donde desde fines del Siglo XVIII es la capital del Internacional del Automóvil, sumado a Berlín como eje de la evolución automovilística. Hoy, la “Ciudad Luz”, posee el Salón más Famoso y Prestigioso del Planeta en la especialidad.

 

En nuestro país, la primera corriente migratoria comienza hacia 1860 extendiéndose durante al menos dos décadas, con el constante arribo de barcos de distintos calados a vela y los primeros grandes buques a vapor con hombres y productos provenientes de Europa central principalmente Francia e Inglaterra, conjuntamente a la suizo alemana nuestros colonos, pronto adoptan las manifestaciones de arte, ciencia, maquinaria, muebles, decoración, sistemas y por supuesto automóviles que se presentaban e se imponían en la lejana Patria Madre.

 

 

Demás está numerar los acontecimientos del sector en Europa y Norteamérica con la aparición de nuevos y más rápidos productos, competencia de nuevas marcas lideradas por sus propios inventores, apellidos que hoy continúan dominando el mercado mundial. Por aquí el 11 de Junio de 1904 se constituye el Automóvil Club Argentino, institución reconocida por promover construcción de caminos, ayudar a la nueva convivencia entre ciudadanos y el ruidoso invento que irrumpe raudo sobre ciudades y sus habitantes, siendo uno de los Clubs (el ACA) pioneros del orbe. Luego, el Primer Gran Salón del Automóvil no exclusivo, se desarrolla dentro de los festejos del Centenario de la Revolución de Mayo. Henry Ford avizora aquí un punto estratégico de desarrollo y crecimiento para su marca y precursor decide instalar una armadora en principio y luego  factoría bajo su licencia y directa supervisión. Este hecho connota el futuro de nuestro país. Hacia 1920 los autos inundan con marcas y estilos, raides y grandes premios, a la creciente nación industrial.

 

Pasaron muchos años para que ADEFA (Asociación De Fabricantes  Automotores) gestara la realización del nuevo emprendimiento de periodo bi anual para la región. Desde 1998, volvimos a tener una Muestra de la Industria: El 8vo Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires cerró ayer sus puertas con números que alientan y estimulan a la actividad; previendo para el sector la producción de 800 mil vehículos para este año. El autopartismo constituye un importante dinamizador de la economía aportando una fuerza laboral de trascendencia para la actividad del país. Los visitantes acostumbrándose a la utilización de ordenadores y sensores, superaron medio millón; exhibiéndose 345 vehículos mostrando las nuevas tecnologías en movilidad entre híbridos, eléctricos y hidrógeno.

 

 

Lo más significativo es comenzar a entender porqué el pasado de la Industria encuentra su cauce en las innovaciones que el Siglo XXI concibe! Es así, al entender a aquellos inventores que estrenaban productos eléctricos por 1889 o al ver los nuevos productos híbridos como el concept de Toyota (funciona eléctricamente y a hidrogeno), que por mediados del siglo XIX ya se veían principios prácticos de movilidad impulsados a presión de agua gasificada.

 

Cómo entender la mentalidad de aquellos precursores de hace casi 200 años, que ya vislumbraban estas posibilidades concretas acerca de las evoluciones conceptuales con las que las automotrices hoy configuran el futuro próximo? Increíble. Real.

 

Víctor Michat @Autorural

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*