Tacuarembó/Uruguay: Asociación Rural asegura que hay “emergencia agropecuaria


Dos meses sin lluvias en un departamento ganadero como Tacuarembó es un motivo suficiente para asegurar están en “estado de emergencia agropecuaria“. Fue lo que señaló este martes la Asociación Rural de Tacuarembó (ART).

Luego de dos meses sin lluvias, la gremial ruralista del norte del país, decidió emprender un camino para enfrentar la adversidad climática apelando a una ayuda de autoridades y técnicos, al constatar la preocupación creciente de los productores por el déficit hídrico.

El presidente de la ART, Juan Riccetto, dijo a El Observador que se trata de “una actitud preventiva para llamar la atención” de organismos e instituciones involucradas con la actividad del sector agropecuario.

Campos sin forraje y tajamares sin agua es lo que crece en el paisaje de la zona de Tacuarembo y sus alrededores, lo que accionó como disparador de la declaración aprobada por la Comisión Directiva de la ART.

La gremial ruralista buscará concretar primero una solución para la escasez de agua. Riccetto adelantó que una apuesta será la posibilidad de hacer pozos semisurgentes, que es más rápido que limpiar tajamares y esperar que vuelva la lluvia.

Como la Intendencia tacuaremboense no posee las herramientas, los ruralistas pedirán a OSE una ayuda para hacer esas obras. A la comuna se le pedirá una colaboración para la limpieza de tajamares.

Al mismo tiempo, pedirán una entrevista con el gerente del Banco República (BROU) local para solicitar créditos para realizar esas obras, tanto para clientes de la institución como para productores en general. Porque lo más importante es tener agua, remarcó Riccetto.

La ART también pedirá la colaboración de técnicos del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) y del Instituto Plan Agropecuario (IPA) para asesorar a los productores.

Riccetto puso como ejemplo el caso de la carga animal en los campos que, en casos como este de pérdida y escasez de pasto, deberían bajar la cantidad. “Todo el mundo sabe que hay que hacerlo, pero no todos saben si conviene más vender los novillos o hacer un destete temporario”, ejemplificó el dirigente.

Por otra parte, al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), a través de la Mesa Departamental, le plantearán la difícil situación que se vive, donde hay productores con poca agua y con poco forraje, aunque Riccetto aseguró que “una gran mayoría” no tiene agua ni forraje.

Si bien el presidente de la ART afirmó que “la situación forrajera es crítica”, la declaración de emergencia que declaró la gremial “es preventiva” en un momento clave donde las vacas están en un período reproductivo que puede ocasionar pérdidas.

La Rural de Tacuarembó, que inició este martes los contactos, no descarta pedir una ayuda oficial “en raciones y fardos” para la alimentación del ganado.

Fuente: El Observador

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*