Connect with us

Hi, what are you looking for?

Videos de Sembrando

¿Sabías que el 59% de la renta en el campo se va en impuestos?

Cambio de gobierno: ¿cómo afectan las medidas a quienes trabajan la tierra? Finaliza el efecto sequía y mejoran los rindes: el impacto en el Índice. Análisis y proyecciones de los expertos.

De las medidas adoptadas por el nuevo gobierno hay tres que pueden tener efecto sobre esta medición: devaluación, desdoblamiento cambiario y apertura de importaciones. A eso se suma el reciente envío al congreso de la ley ómnibus que contiene subas en los derechos de exportación”, explica David Miazzo, Economista Jefe de FADA.

“El índice muestra una caída de 17 puntos porcentuales respecto a la medición anterior de septiembre, que se explica principalmente por el aumento en los rindes, no tanto en las medidas anunciadas por el gobierno”, aclara Nicolle Pisani Claro, Economista de FADA.

FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina), presentó una vez más su icónico Índice FADA trimestral. “Este índice mide cuánto de la renta, es decir, de los ingresos menos los costos, no queda en el productor. Los impuestos son nacionales, provinciales y municipales y se analizan soja, trigo, maíz y girasol. Con todos esos datos se hace un promedio ponderado y vemos que de cada $100 de renta, $59 quedan en el Estado”, explican desde de FADA.

Mientras que el promedio ponderado de cultivos a nivel nacional es de 59%, la participación del Estado en soja es del 64,8%, maíz 49,6%, trigo 60,7% y girasol 45,8%. 

Cambio de gobierno: un análisis de las medidas al agro

“Hay tres medidas que pueden tener efecto en el Índice FADA: devaluación, desdoblamiento cambiario y apertura de importaciones”, afirma Miazzo. 

Una suba del tipo de cambio oficial mejora el poder de compra de los granos respecto a costos en pesos como fletes y labores, que se abaratan si los vemos en dólares. Sin embargo, en los próximos meses se irán encareciendo, lo que puede impactar en una suba del índice en próximas mediciones.

Por otro lado, el desdoblamiento cambiario genera un tipo de cambio mayor para los insumos importados respecto al dólar exportador. El dólar importador tendrá su efecto en inflar los precios de los insumos importados ya que el importador deberá pagar un tipo de cambio de $947 por cada dólar importado, y en la práctica al productor se lo cotiza a un dólar oficial de $807, por lo que esa diferencia está contenida en el precio en dólares de los insumos, es decir los precios de los insumos se “inflan” para compensar la diferencia. 

La apertura de las importaciones debería ir reduciendo algunos precios en dólares, pero irá sucediendo gradualmente a lo largo de las próximas semanas a medida que se normalice el flujo de pago de esas importaciones.

En cuanto a la suba de DEX anunciada y enviada recientemente al Congreso de la Nación, hicimos un ejercicio para estimar el impacto y descubrimos que el Índice FADA no tendría una suba sustancial, pasaría de 59% a 60,4%, ya que el grano que mayor impacto tiene es soja y queda sin modificaciones de DEX. En el caso de maíz y trigo subiría 3 puntos porcentuales y 13 el girasol”, explica Natalia Ariño, Economista de FADA.

El tipo de cambio oficial fue el principal cambio en el nuevo esquema económico, marcando un tipo de cambio real mayor y eliminando el profundo atraso cambiario que se generó en los últimos dos años.