Connect with us

Hi, what are you looking for?

Mas Noticias

La sostenibilidad de la producción agrícola también contempla los plásticos

La FAO recomienda implementar un modelo 6R para gestionar mejor los plásticos agrícolas

La agricultura utiliza una gran cantidad de plásticos, que ayudan a los agricultores, silvicultores y pescadores a mejorar la producción, reducir las pérdidas de cultivos y conservar los suelos y el agua.

Se utilizan para mulching, ensilado, películas para invernaderos, tubos de riego, bolsas, sacos y botellas. También encuentran aplicación como textiles protectores no tejidos, protectores de frutas y plantas y como redes, cuerdas, trampas y recintos para capturar peces silvestres y peces de cultivo y otras especies acuáticas.

Ahora, una nueva investigación de la FAO (Food and Agriculture Organization of the United Nations) muestra que, a pesar de sus muchos beneficios, los plásticos agrícolas se están convirtiendo en una amenaza para la sostenibilidad ambiental.

Según el informe, la mayoría de los plásticos agrícolas son productos de un solo uso, aunque su vida útil varía según la aplicación y la región del mundo en la que se utilizan. La gran mayoría, sin embargo, se convierten en residuos en un plazo de doce meses.

El informe recomienda implementar un modelo 6R para gestionar mejor los plásticos agrícolas: Rechazar, Rediseñar, Reducir, Reutilizar, Reciclar y Recuperar.

En 2019, las cadenas de valor agrícola utilizaron 12,5 millones de toneladas de plástico para la producción vegetal y animal. Otros 37,3 millones de toneladas se destinaron al envasado de alimentos. El informe cita a los sectores de producción de cultivos y ganadería como los principales usuarios, con 10 millones de toneladas por año en conjunto, seguidos por la pesca y la acuicultura con 2,1 millones de toneladas y la silvicultura con 0,2 millones de toneladas. Asia emergió como el mayor consumidor de plásticos agrícolas, representando la mitad del uso global.

La clasificación y el reciclaje se dificultan debido a la variedad de polímeros y aditivos mezclados en los plásticos.

Como los plásticos convencionales son generalmente resistentes a la biodegradación, pueden persistir en el medio ambiente mucho después de haber llegado al final de su vida útil.

Una vez en el medio ambiente, los plásticos causan un daño generalizado a los ecosistemas marinos y terrestres de tres formas principales: a través de efectos físicos, como enredos o atrapamientos; efectos químicos, como la liberación de aditivos o productos de combustión; y efectos biológicos, tales como impedimento de raíz o daño tisular/celular. El tipo y la gravedad del daño causado por los plásticos generalmente depende de su tamaño, con partículas de menos de 5 mm, los llamados microplásticos, que actualmente reciben una atención considerable.

Algunas de las medidas sugeridas para posiblemente mitigar el problema incluyen evitar el uso de plásticos mediante la adopción de prácticas agrícolas más sostenibles. Estos podrían incluir la agricultura de conservación y el uso de cultivos de cobertura en lugar de películas de cobertura.

El informe también sugiere que los plásticos como las películas de invernadero podrían reemplazarse con alternativas más duraderas, como el vidrio o el policarbonato.

Sugiere además reemplazar los polímeros convencionales no biodegradables por polímeros biodegradables que tengan propiedades de biodegradación adaptadas a su uso específico.

Además, los investigadores recomiendan establecer esquemas de responsabilidad extendida del productor e introducir planes nacionales de gestión de plásticos.

Por Frontera Noticias

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement