Connect with us

Hi, what are you looking for?

Agricultura

Las lluvias activaron la siembra de soja en la zona centro de Argentina

Con las últimas precipitaciones, comenzaron las labores de siembra en los núcleos productivos de la pampa húmeda aunque existe preocupación hacia el norte del país.

sembradora
Los equipos de siembra salieron al campo y aprovecharon las lluvias.

La campaña de soja acaba de iniciar y si bien los pronósticos climáticos son alentadores en cuanto a la cantidad de precipitaciones que se podrían registrar desde ahora y hasta el verano, aún falta mucho camino por recorrer para que las estimaciones de producción se conviertan en una realidad.

Con las precipitaciones que ocurrieron en la última semana de octubre y primeros días de noviembre se logró avanzar -en sólo 7 días- en más de 400.000 ha. Hacia la primera semana de noviembre, la zona centro ya había superado el millón de hectáreas sembradas.

Las lluvias recientes impactaron favorablemente en los núcleos productivos del norte de Buenos Aires, sur y centro de Santa Fe, sur de Córdoba y en prácticamente toda la franja central del país. Eso provocó una recomposición de humedad en suelo y entusiasmó a los productores a poner las sembradoras en movimiento.

Ante este panorama, el avance de la siembra de soja ubicaría esta semana en torno a las 2 millones de hectáreas sobre un total estimado de poco más de 17 millones de hectáreas.

Juan Pablo Alzapiedi, productor agropecuario de la zona de Inriville (Córdoba), detalló en diálogo con Meteored que en los primeros días de noviembre, nunca vio tantas sembradoras en los campos.

¿Qué dicen los analistas?

Cristian Russo, jefe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario confirmó a Meteored que “los perfiles en gran parte de la región pampeana empezaron a salir de ese color rojo que tuvieron en los últimos cuatro años. Empieza a haber un giro realmente muy importante en las condiciones y las lluvias de ocurrencia semanal son una excelente noticia, porque cuando hay buen tiempo -y piso- es impresionante cómo la gente se vuelca a sembrar”.

El envión es alentador, sin embargo nada podrá revertir el retraso que ya se registró en la zona núcleo al no poder avanzar en las fechas óptimas de siembra, que son las que permiten obtener techos de rendimiento en cada lote. Esa ventana comenzó el 15 de octubre y las lluvias llegaron al menos dos semanas mas tarde.

Cecilia Conde, Jefa de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires aseguró a Meteored que tienen confirmado “un fuerte impulso en la siembra de soja en los últimos días” y agregó que “las lluvias mejoraron los perfiles, la situación hídrica y la capa arable para poder sembrar”.

En este sentido, Russo recordó que otro de los aspectos a tener en cuenta es el “efecto de planchado”, que consiste en un “encostramiento” superficial del suelo en la cama de siembra, impidiendo la emergencia de los cultivos.

El factor semillas

Unas de las consecuencias de la sequía (y en particular del “soplete” que sufrió la zona centro en el verano pasado) fue la pérdida de miles de hectáreas destinadas a la producción de semilla de soja.

Tanto los campos de productores como de semilleros y multiplicadores se vieron afectados. Al faltar este insumo para la siembra, este año la venta de semilla fiscalizada se incrementó fuertemente.

Miedo a repetir la sequia

Según pudo confirmar Meteored tras realizar un relevamiento con productores agropecuarios, el norte de Córdoba necesita lluvias de manera urgente.

La siembra se demoraría en la zona centro de la provincia pero hacia el norte la situación se podría complicar aún mas si no llueve. Si bien aún hay tiempo y la ventana de siembra en esa zona se extiende desde el 15 de diciembre hasta el 20 de enero, se necesitan varios frentes de tormenta para que cambie el panorama.

Daniel Aprile / METEORED

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement