Connect with us

Hi, what are you looking for?

Mas Noticias

Por el atraso cambiario, las economías regionales sufren más que los granos

Un informe elaborado por el economista Jorge Day, del Instituto de Estudios de la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), de la Fundación Mediterránea con sede en Córdoba, advierte sobre el gran impacto que el atraso cambiario tiene en las economías regionales.

El documento analiza, de manera comparativa, lo sucedido en los últimos años con los precios internacionales y el tipo de cambio real de la soja, respecto de otros productos que se exportan desde la Argentina como vinos, ajo, limones y otras frutas.

Day reconoce la importancia de la soja y los granos para los ingresos de divisas al país, y que por eso puede entenderse la decisión de ofrecerles a los productores un valor diferenciado del tipo de cambio para incentivar ventas.

Pero al mismo tiempo alertó que la situación en las economías regionales es mucho peor, porque ni siquiera han podido capturar una suba de los precios internacionales de sus productos, como sí han hecho las commodities, entre ellos los granos como soja, trigo, maíz y girasol.

Menos precios y más costos. El reporte consigna que “desde 2017 al presente, mientras el precio de exportación de la soja ha subido un 74 %, se observan caídas de entre el 15% y el 50 % para productos como las peras, la yerba mate, los garbanzos, limones y ajo, entre otros”.

Y agrega que “al mismo tiempo, se encarecen en dólares, al tipo de cambio oficial, los costos más relevantes para las economías regionales, caso del transporte, los salarios y los fertilizantes”.

Para Day, reconociendo que lo ideal no es tener una multiplicidad de tipos de cambio, así como existe el denominado “dólar soja”, debería establecerse un “dólar economías regionales”, dependiendo de la situación de cada sector. Igualmente, la mayoría de estas producciones no paga retenciones, como sí sucede con la soja (33%), o tributa por derechos de exportación no más de 7%

“La realidad es que el país está barato en dólares financieros (y en blue). Pero en dólares oficiales se está encareciendo, complicando a los exportadores regionales. La pérdida de competitividad comienza a preocupar en las distintas economías regionales, pero hasta el momento sólo se anuncian incentivos para los productores de soja, siendo que el precio internacional de este tipo de commodities ha sido mucho más favorable”, explicó Day.

https://twitter.com/FMediterranea/status/1555913889916788738?s=20&t=DmxlgDkXtfg3Ms3Bl2xuCA

El economista hizo un cálculo del tipo de cambio real para cada producto analizado, en los últimos 5 años, combinando dólar y precios, que dio como resultado que la soja mejoró su competitividad, producto del aumento de precios internacionales, lo que no sucede con varias economías regionales, entre las que figuran el ajo y los limones con los peores precios.

El problema es que, para los próximos meses, no se proyecta un panorama favorable. Los valores globales de los productos regionales no acompañan mucho los vaivenes de los precios de las commodities. Por lo tanto, un dólar fuerte a nivel global los perjudica. Y, por otra parte, en un país sin programa antiinflacionario como la Argentina, es posible que la suba de costos continúe, perjudicando la rentabilidad y la competitividad de las producciones que afectan a las economías regionales.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement