Connect with us

Hi, what are you looking for?

Agricultura

Arañuelas y Anicos, plagas que aparecen con la sequía

En el noreste entrerriano y sureste de Corrientes está predominando una sequía extrema. Esto hace que, además del estrés que sufren las plantas por falta de agua, aparezcan plagas oportunistas, favorecidas por la baja humedad ambiente por muchos días consecutivos.

En el caso del cultivo citrícola, estas condiciones producidas por la sequía son propicias para la aparición de manera importante de ácaros plaga como el Anico de los citricos (Eutetranychus banksi) y la Arañuela roja (Tetranychus urticae).

Estas plagas, al alimentarse con su aparto bucal sobre hojas y frutos, generan pequeñas manchas cloróticas y si la presencia es alta, las hojas adquieren aspecto bronceado y pierden totalmente su brillo, afectando de manera directa y negativa a la fotosíntesis que el árbol, proceso que requiere la planta para su desarrollo y productividad de sus frutos.

El ataque elevado de las plagas mencionadas también puede provocar defoliaciones en veranos muy secos, como estamos atravesando actualmente en la región del noreste entrerriano y sureste de Corrientes.

Las colonias de Anico de los citrus y Arañuelas generalmente se encuentran en el envés de las hojas (bordeando las nervaduras principales), mostrando sobre el haz de las láminas un moteado clorótico. Es común encontrar hembras o machos adultos en colonias que son visibles sin necesidad de usar lupas y en ocasiones una acumulación de exuvias blancas siguiendo bordes de hojas y nervaduras. En el caso de ataques fuerte de Arañuelas, también se observa una deformación de las hojas con formaciones de telarañas, donde colocan sus huevos y se desarrollan las ninfas.

Las malezas son hospederos de Anicos y Arañuelas, que también se ven afectados por éstas plagas. Por este motivo en el control de la plaga también es recomendable mantener limpios de malezas los lotes para evitar posteriores reinfecciones.

Cuando las condiciones ambientales de sequía no cambian y la presencia de la plaga se encuentra en un porcentaje alto demostrando daños considerables en hojas y frutos, se sugiere realizar control mediante aplicaciones específicas de acaricidas, así evitar que ésta plaga siga dispersando en lotes vecinos.

Se observa que hay variedades de mandarinas, naranjas y limones más susceptibles que otras al ataque de estas plagas, pero se puede encontrar en cualquier especie de cítricos.

Ante cualquier duda o consultas puede acercarse a la Agencia del INTA Chajarí o a la EEA Concordia del INTA.

Fuente: INTA por Juan Manuel Roncaglia

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

No te pierdas