Connect with us

Hi, what are you looking for?

Mas Noticias

Eduardo Borri (CAFMA): “Nuestro mercado debe ser el mundo”

El Presidente de CAFMA analiza cómo sigue el proyecto de ley de la maquinaria agrícola, la necesidad de proyectarse al exterior y el objetivo de generar trabajo genuino.

La Cámara Argentina Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA) transita otra etapa de trabajo tras la asunción de la nueva directiva que encabeza Eduardo Borri.

La meta del reconocimiento oficial a los productos nacionales, diferenciándolos de los importados, es uno de los desafíos pendientes.

También están sobre la mesa temas como los vínculos de la entidad con otras instituciones y la proyección al exterior de las máquinas argentinas.

En diálogo con Maquinac, el Presidente de CAFMA analiza las cuestiones de importancia en la actualidad para la industria nacional de equipos agrícolas.

Prioridades

¿Cómo se inició la planificación de los próximos pasos tras asumir la nueva conducción?

Surgieron 10 proyectos, de los cuales se priorizaron 6 para trabajar en lo inmediato.

Son cuestiones que tienen que ver con seguir reforzando el equipo de financiación que ha estado muy activo dentro de la Cámara, pero, a su vez, se les van a sumar tareas que tienen que ver con la generación de información.

¿A qué tipo de datos se apunta?

CAFMA está teniendo algún tipo de problema para generar la información que necesitamos para comunicar con los diferentes órganos de gobierno.

Si vamos a solicitar algo particular, debemos tener un buen termómetro. Entonces, las estadísticas tienen que ser mejoradas.

Relaciones

¿Cuáles son los vínculos que apunta a desarrollar la entidad?

Hay un tema de relacionamiento institucional que ha surgido fuerte. Nosotros somos parte de un ecosistema de cámaras e instituciones.

Uno analiza el Consejo Agroindustrial Argentino y hay una serie de instituciones importantes y CAFMA debe formar parte activa, relacionarnos dentro y fuera del Consejo.

¿Con qué otras instituciones?

Relacionamiento, por ejemplo, con los grupos CREA, con AAPRESID. Con un montón de organizaciones se tiene que seguir fomentando el relacionamiento.

Entonces, parte de la planificación estratégica se basa en hacer un mapeo de todas esas instituciones y en cómo nos vamos a relacionar.

Otro tema que surgió fuertemente es cómo mejoramos nuestra comunicación hacia los asociados y hacia los medios. Ahí hay bastante para trabajar.

Mundo

¿Qué visión se maneja respecto a la inserción internacional de las máquinas argentinas?

Para CAFMA es posible destrabar las cuestiones que hoy afectan al comercio internacional y el grupo de exportación está planteando una internacionalización de las empresas.

No necesariamente implica fabricar un producto aquí y mandarlo al exterior, sino asociarse con contrapartes rusas, con contrapartes que estén instaladas en África. Pensamos en ese tipo de asociaciones.

El know how argentino es exportable sin aduana, sin problemas de fletes. Y las regalías que se cobran tampoco tienen demasiadas restricciones.

Las exportaciones ¿son la forma de balancear el negocio?

¿Qué planteamos al respecto? Estamos en un nivel de actividad alto. ¿Cuánto va a durar? No sabemos; ojalá se mantenga en estos niveles.

El año pasado nos costó acomodarnos porque los pedidos entraban y le ganaban a la producción. Este año, se empezó a dar vuelta.

El 2022 es un año plagado de incertidumbres porque, o aumentan las ventas, o nos sobrará capacidad productiva.

La exportación, entonces, es un camino para plantearse respecto a tener niveles más altos porque habrá capacidad para abastecerlos.

Tenemos que ganar en competitividad y pensar el negocio más allá de Argentina porque nuestro mercado debe ser el mundo.

¿Existen posibilidades?

Ya hay clientes solicitando productos en Argentina que no pueden conseguir en otras partes.

No obstante, el problema es mundial porque están faltando materias primas y componentes, pero es una buena oportunidad porque los clientes están buscando alternativas.

No es que el hecho de invertir en bienes durables esté presente sólo en Argentina. El mundo está buscando invertir en bienes durables.

Entonces, un captador de ese saldo de producción que quedará en niveles elevados es la exportación y otro es captar o considerar de una manera diferencial lo que está ingresando en la Argentina.

Preponderante

¿Cómo se seguirá trabajando con el proyecto de ley para la maquinaria agrícola?

Es uno de los grandes temas la ley de maquinaria agrícola. En lo particular, con el proyecto del Consejo Agroindustrial Argentino, me parece que hay varias formas de entrarle al tema nuestro.

CAFMA ya definió hace un tiempo atrás que quería tener un proyecto propio, más allá de que apoyamos cualquier tipo de iniciativa que hubiere paralelamente.

La entidad quiere que se diferencie lo que es nacional de lo que es importado. No estamos pidiendo menos cargas sociales para el personal que estamos contratando.

No, ya lo contratamos y crecimos un 20% en el último año en personal. No necesitamos ningún beneficio para contratar gente.

¿Qué mecanismo concreto se puede usar para diferenciar lo nacional?

Lo de la ley consiste en decir “es esto”; tal vez con un decreto se podría resolver, porque hay otras disposiciones que definen lo que es nacional.

Acá el Estado podría poner la definición de lo que es nacional y lo que es importado.

Entonces, si se financia la compra de máquina agrícola con un banco nacional, estas son las condiciones para el financiamiento de un producto nacional.

Y si no está fabricado en Argentina, el financiamiento tiene que ser otro.

¿Quién controlaría, en la práctica, la diferencia entre importado y nacional?

Primero aparecen las definiciones y después los organismos de control. No tiene sentido que tengamos las mejores leyes sino estamos dispuestos a aplicarlas.

Hay instituciones y cámaras que pueden ayudar a controlar. La implementación es uno de los temas que debemos resolver. Pero no creo que sea nada complicado.

Claves

¿Qué panorama se observa entre producción nacional e importados, según los segmentos?

Existen diferentes rubros y tenemos que medirlos mejor. Pero hay rubros que tenían un 30% de importación y ahora están en 10% de importación. Esa diferencia quedó en Argentina.

Hay rubros más complejos que tenían 99% de importación y de a poquito se va creciendo en fabricación nacional.

Sin cercenar los derechos de los clientes de comprar un producto importado, podemos ir cambiando la lógica de costo/beneficio.

¿Cuáles serían las ventajas palpables para el sector si se aprueba el proyecto de ley?

Hoy nuestro sector tiene 30.000 puestos de trabajo. Eso corresponde a la industria nacional de máquinas.

Pero no podemos decir cuánto de lo que se vende, en productos, es importado y cuánto es nacional.

Implicancias

¿Pero se puede calibrar el peso de los importados en el financiamiento?

Los importados son los productos más caros, con lo cual, en algún momento se planteaba que se llevaba el 70% de los créditos.

Pero supongamos que fuera 50% y 50%. Si crecemos y damos vuelta la balanza y nos vamos a 50,5% y 49,5%, ese 1% que crece la industria nacional, genera 300 nuevos puestos de trabajo.

Esos 300 puestos de trabajo representan, por ejemplo, lo que hoy tiene un fabricante de sembradoras en Argentina y de los más grandes.

Y la facturación, a la media del mercado, serían U$S 10.000 por mes y por empleado. Y estamos hablando sólo del 1%.

Entonces, esa es la importancia del tema y que nos conviene ser un poquito más egoístas en la defensa de lo propio.

¿Qué otras cuestiones se deberían resolver?

Tenemos otras historias como, por ejemplo, de qué forma logramos crecer.

Porque si hablamos de generar 300 puestos nuevos de trabajo para una fábrica que se va a instalar en un determinado lugar, puede ocurrir que esas 300 personas no aparezcan disponibles, hablando en términos laborales.

Ahí también estamos pasando un mensaje desde hace un tiempo y creo que llegó el momento de transformar planes sociales en trabajo genuino.

Fuente: Maquinac
Por Jorge Freites
+54 351 6640905
jfreites@maquinac.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement