Connect with us

Hi, what are you looking for?

Agricultura

Agtechs que apuntan a producir más y mejor

Una startup que desarrolló un recubrimiento de semillas para que se distribuyan mejor en la siembra, para evitar pérdidas; una plataforma, liderada por mujeres, que desarrolló la primera calculadora de huella de carbono del país.

Un sistema con base en tecnología de sensores que detecta dónde hay malezas y permite realizar aplicaciones selectivas de herbicidas, y una app que integra diferentes pronósticos climáticos conformaron la primera parte del panel: “Agtechs, producir más con menos y mejor” del Congreso Maizar 2022. Participaron Federico Cola, CEO de Seed Matriz; Inés Di Nápoli, CEO de Plataforma PUMA; Leonardo Elgart, fundador y socio gerente de Milar Agro Tech, y Marcos Alvarado, Desarrollo de Nuevos Negocios LatAm en Agrosmart. Fue moderado por Pilu Giraudo, presidenta honoraria de Aapresid.

“Los que estamos involucrados en esta comunidad agrobioindustrial sabemos que el mandato global es producir cada vez más, pero con menos. Con menos recursos, con menos huella, con menos impacto. Y lo tenemos que hacer cada vez más y mejor. Y no hay duda de que las famosas agtechs son la herramienta ideal para acompañarnos en esta evolución y en este camino”. Así inició el panel “Agtechs, producir más con menos y mejor” del Congreso Maizar 2022, moderado por Pilu Giraudo, presidenta honoraria de Aapresid.

Federico Cola, CEO de Seed Matriz, una compañía agtech fundada en la Argentina en 2018, destacó la importancia de la tecnología aplicada a la producción con un particular indicador: “Un productor medio deja de ganar el equivalente a una pick-up cada 250 hectáreas por no lograr distribuciones temporales y espaciales correctas en la siembra de maíz”.

La agtech que lidera se dedica a la fabricación de materiales para recubrir la semilla, que es alojada en una cápsula de diez milímetros, con la que se pretende dar solución a la variabilidad de forma y tamaño.

“Somos 15 investigadores nacidos en Río Cuarto (Córdoba), y somos una startup global que hace investigación y desarrollo desde hace cuatro años”. Así definió Cola a Seed Matriz, que actualmente tiene un programa de testeo en siembras en 50 localidades de la Argentina y en 18 de Estados Unidos, distribuidas en siete estados.

La propuesta de la compañía tiene tres pilares. El primero tiene que ver con la sembrabilidad, dijo el empresario, que aseguró que la cápsula ayuda a distribuir mejor las semillas, con coeficientes de variaciones menores al 20%. El segundo pilar es la incorporación de nanonutrientes y micronutrientes a la cápsula para asegurar un establecimiento y una emergencia rápidas y uniformes. Y el tercero es la generación de información, lo que se consigue sumando al producto componentes que expresen resultados en la planta.

Plataforma PUMA fue la segunda iniciativa que se presentó. Propone una solución al problema del cambio climático producto de las emisiones de gases de efecto invernadero: “Tenemos clarísimo que el agro es parte de la solución porque nos va a permitir entrar en un proceso que denominamos ‘agricultura regenerativa’”, señaló Inés Di Nápoli, CEO de la empresa y miembro de la Red de Mujeres Rurales. “Somos una empresa que está pensada para trabajar en equipo y sabemos que el centro de la escena lo tiene el productor; quienes estamos prestando servicios de agtech desde distintas compañías tenemos que trabajar de manera colaborativa para solucionarles los problemas y hacerles fáciles los procesos”, afirmó.

PUMA es una plataforma de base tecnológica que está liderada por mujeres. Permite que usuarios se conecten a una API (sigla de Interfaz de Programación de Aplicaciones) que integra la primera calculadora de huella de carbono del país. Está orientada a la producción agrícola, pero próximamente también a la ganadera, a la de arroz, a la de azúcar y a la forestación.

“Hemos medido la huella de carbono en 250.000 hectáreas”, aseguró Di Nápoli. “Puede parecer poco, porque sembramos millones, pero el punto es que a esas 250.000 hectáreas les hemos agregado valor, y le estamos diciendo a sus productores que la huella de carbono puede ser comparada con la de cualquier latitud”. La plataforma también permite medir y comparar la huella de carbono en distintas localidades y provincias. “Hay mucho por construir juntos”, concluyó.

Leonardo Elgart, fundador y socio gerente de Milar Agro Tech, presentó la solución Eco Sniper, un sistema para aplicaciones selectivas con base en tecnología de sensores que detecta dónde hay malezas, para pulverizar con herbicidas en áreas específicas y así ahorrar producto químico y contribuir a la sustentabilidad.

“Hace unos seis años, nos juntó el pánico. Veíamos que siempre intentábamos resolver el problema de las malezas con las mismas herramientas y eso nos llevaba a que el consumo de agroquímicos fuera cada vez más alto a nivel nacional y que el resultado no fuera el esperado”, recordó. Luego de revisar la tecnología disponible en el mercado, la firma comenzó a evaluar las oportunidades de mejora. “A partir de eso, nace Eco Sniper”, resumió.

La iniciativa, dijo Elgart, permite reducir en un 70% el uso de agroquímicos aplicados a un lote y, en consecuencia, también genera una disminución, en igual porcentaje, del uso de agua limpia, bidones, plantas, fletes y residuos.

“La aplicación selectiva deja menos residuos de caldo por usar menor cantidad de producto. Es decir, el impacto que estamos generando por lograr igual control de malezas, con 30% de producto, impacta en toda la cadena, en todo el sector”, remarcó. “Es un sistema menos nocivo para el ambiente”

Marcos Alvarado es fundador de Booster Agro, un emprendimiento que comenzó en 2016 como resultado de la habitual frustración que provoca en el campo la falibilidad de los pronósticos del clima, algo que, asegura, se verifica en América Latina en general y que puede ser atribuible a problemas de infraestructura e insuficiente inversión del Estado.

“Nuestra solución a eso fue crear un modelo, un predictor con algoritmos y tecnología de inteligencia artificial. En ese momento, la conjunción de agro e inteligencia artificial estaba muy de moda y es algo que vieron los inversores. Fuimos a Estados Unidos a buscar inversores, diseñamos una app, sacamos el predictor que era el pronóstico del clima, se lo dimos a 100 productores CREA y fallaba por todos lados”, rememoró Alvarado.

Pero el resultado fallido, aseguró, aportó un gran aprendizaje. “Para nosotros, la clave fue haber entendido realmente qué hacía el productor todos los días para ver el clima”, reveló. El denominador común era que cada uno buscaba entre cuatro y cinco predicciones en distintas fuentes. Entonces surgió la idea de unir esa información en una única app, que incluye la personalización de la experiencia, y que el año pasado llegó a tener 100.000 usuarios en la Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay. “Un día llegó Agrosmart, que es una empresa de Brasil en la que ahora estamos trabajando todos, y Booster hoy es parte de una suite de productos de esa empresa”, concluyó.

Alvarado anticipó que los próximos pasos apuntan a dar soluciones en materia de trazabilidad y sustentabilidad.

Fuente: Prensa Maizar

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

No te pierdas