Connect with us

Hi, what are you looking for?

Mas Noticias

La producción con energías renovables no tiene fronteras

El Embajador de la República Checa L´udomir Hladík recorrió los distintos proyectos productivos de “Frutillas del Viento”, la iniciativa de la Fundación 500RPM junto a INTA Esquel. El país europeo financia parte de la iniciativa que busca resignificar la matriz productiva en zonas de meseta, brindando herramientas y capacitación a las comunidades que se suman a la propuesta.

El 27 de noviembre se realizó la recepción del diplomático y su comitiva, con la bienvenida a cargo de Luciana Proietti, Presidenta de la Fundación 500 RPM y Sebastián Li, Director del INTA Esquel. Se sumaron funcionarios de las localidades de Esquel, Paso del Sapo y Gualjaina, también estuvieron presentes profesionales de INTA Gobernador Costa, Paso de Indios y Esquel.

Se presentaron los avances del proyecto que consiste en el uso de energías renovables para almacenar y bombear el agua para el riego por goteo del cultivo de frutillas en micro túneles.
Sebastián Li destacó la importancia de contar con la visita del diplomático, y agregó: “hace cuatro años venimos trabajando con la Fundación 500 RPM que tiene una fuerte tarea en el uso de energías renovables. Y el trabajo con el INTA ha ido creciendo, nos complementamos y vemos muy buenos resultados.”

Por su parte, Luciana Proietti de 500 RPM señaló: “valoramos mucho la visita del embajador, que denota un interés genuino por conocer los lugares y a la gente con la que se está trabajando. Y es la antesala de lo que viene, que nos permitirá extender este proyecto a muchas otras localidades de Chubut.”

Se realizó una recorrida para visitar a productores de la zona de El Montoso y Costa del Lepá en donde el embajador pudo observar las producciones que se están llevando a cabo con apoyo de su país. La familia Cárdenas organizó un almuerzo para agasajar a la comitiva, donde pudieron probar jugos de frutilla y postres preparados con la frutas finas del emprendimiento. La visita incluyó también un recorrido por el Campo Experimental de Trevelin donde se les mostró el trabajo que realizan en las distintas áreas como el cultivo de peonias, la actividad forestal y el área de ganadería.