Connect with us

Hi, what are you looking for?

Agricultura

Norte de Córdoba: cuadro de situación de los cultivos

MAÍZ AFECTADO POR EL SPIROPLASMA

  • Según un relevamiento de 211.000 hectáreas correspondientes a los departamentos de Totoral, Río I, Tulumba y Río Seco, el Complejo de Achaparramiento afectó el 70% de la superficie implantada con maíz, sin hablar de la cantidad de lotes perdidos que ni siquiera pudieron fructificar. 
  • En cuanto a la superficie restante (30%), los lotes presentan graves problemas de calidad. “Uno armó los contratos, las ventas y la logística pensando en una cosecha de julio, y hoy por hoy nos encontramos con que vamos a tener que cosechar de manera anticipada durante el mes de mayo, antes de que se degraden aún más los tallos y las condiciones del cultivo”, expresó el Ing. Agr. Daniel Chincuini, socio de SRJM y titular de Coopaz Agropecuaria. 
  • En desmedro de la calidad, son maíces que quedaron con granos muy livianos y dañados, lo cual dificultará su comercialización para consumo animal (aves, cerdos y bovinos). “Es un gran problema que vamos a tener que afrontar dentro de los próximos 10 días, cuando empecemos a cosechar los primeros lotes”, alertó el especialista.

SOJA: COSECHA PROMISORIA

  • En cuanto a la cosecha de soja, el panorama es bastante alentador. En promedio, los rendimientos están rondando entre los 25 y 35 quintales por hectárea, a pesar de la ausencia de precipitaciones en períodos críticos, como el del 15 de enero al 15 de febrero. 
  • “Pese a que las lluvias fueron posteriores a los períodos críticos, la soja ha tenido un muy buen desarrollo, lo que habla de la buena salud de nuestros suelos. Quizá, más al norte la cosecha se vea un poco más resentida por la escasez de lluvias durante el mes de marzo”, reconoció Chincuini. 

BUENA HUMEDAD PARA PRODUCIR TRIGO Y GARBANZO

  • Según los análisis de los perfiles de los suelos, la humedad es muy promisoria para el desarrollo o futura implantación y siembra de trigo y garbanzo. “Estuvimos relevando la humedad que hay a 2 metros de profundidad, y uno analiza desde 150 a 230 milímetros, dependiendo de los lotes, el historial y el manejo”, prosiguió el titular de Coopaz Agropecuaria.
  •  “Muchos productores van a apostar al trigo y al garbanzo no solamente por una necesidad financiera, sino también por una cuestión de rotación. En el caso del trigo, va a ser una de las herramientas que va a permitir rotar soja con soja, sin afectar en demasiada medida nuestros sistemas, que hasta ahora venían funcionando de manera muy sustentable con el sostenimiento del cultivo del maíz”, agregó. 

SORGO, SOJA ¿Y MAÍZ?: QUÉ PIENSAN SEMBRAR LOS PRODUCTORES

  • De acuerdo al relevamiento, el sorgo aumentaría su participación, pero no por encima del 20% por una cuestión de disponibilidad de insumos y semillas. La producción de soja, en tanto, también acrecentaría su participación para la próxima campaña, pero en un 15%.
  • Si hablamos de un sostenimiento de la sustentabilidad en nuestros sistemas agropecuarios, el maíz debería seguir haciéndose para completar la totalidad de las hectáreas. Ante esto, el sector está a la expectativa de algún híbrido que le haga frente al Spiroplasma, que hoy por hoy mantiene en vilo a los productores de la región.

Fuente: SRJM